Parapente

 

Si algún día has soñado con volar, hacer parapente en San Gil es tu mejor opción y de esta manera tu sueño de volar se puede hacer realidad. Muy cerca de San Gil existen dos de los mejores lugares donde puedes disfrutar de esa experiencia. Lugares como el imponente Cañón del Chicamocha y el voladero de las vueltas son perfectos para la práctica del Parapente.


El cañón del Chicamocha


El cañón del Chicamocha es el más grande Colombia, el segundo más ancho del mundo y lugar perfecto para volar. Se encuentra en el Top 77 de las maravillas naturales del planeta y busca convertirse en uno de los próximos paisajes culturales Patrimonio de la Humanidad.
El vuelo en el Canón del Chicamocha te permitirá observar la majestuosidad. Además, te permitirá ver lugares como la Mesa de los Santos, los municipios de Cepitá, Aratoca y Jordán. Todo esto mientras tus manos alcanzan las nubes y tus ojos desde el cielo se enamoran de las tierras santandereanas. El vuelo alcanza entre 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar y dura entre 20 y 35 minutos.


El voladero de las Vueltas


El voladero de las vueltas en Curití, ubicado a 40 minutos de San Gil, es otro punto para la práctica del parapente en Santander. Desde allí podrás sentir la adrenalina y la libertad de volar; y al tiempo observar la belleza de nuestros verdes campos, caminos de tierra, y cultivos de café y tabaco trabajados por los campesinos Santandereanos. El vuelo alcanza entre 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar y dura entre 15 y 20 minutos.
Desde este lugar vas a tener la posibilidad de vencer tus miedos y tocar el cielo con tus manos. 

 

 


Número de visitas a esta página 44
Fecha de publicación 05/10/2020
Última modificación 05/10/2020